TURQUÍA: LA JOYA DE ORIENTE Y OCCIDENTE

La magia de Turquía te atrapará de principio a fin.

¿Te imaginabas que Turquía fuera tan impresionante?

Imagina una tierra milenaria, cálida, con bellas playas, desiertos imponentes y montañas tan boscosas que parecen salidas de cuentos… Turquía la joya de oriente y occidente te va a enamorar desde el momento que tus ojos aprecien sus impresionantes paisajes.

Ciudades que reflejan sus antiguas culturas, tierras que han albergado o recibido a los hititas, griegos, romanos, bizantinos, cruzados, armenios y otomanos, entre otras civilizaciones que han dejado una valiosa huella tanto en el paisaje como en su cultura y gente.

Puedes apreciar desde murallas bizantinas construidas hace miles de años contrastado con los rascacielos más altos y novedosos de Europa hasta las verdes montañas y paisajes medievales de Trabzon.

En este país ubicado entre Europa y Asia el nivel de vida ha subido considerablemente en los últimos años y su gente se caracteriza por ser sumamente hospitalaria. Turquía a fusionado sabiamente la esencia europea en su economía y edificaciones como la del Oriente en sus creencias religiosas y tradiciones influenciadas por los árabes, musulmanes y asiáticos en general.

Son múltiples sus atractivos turísticos que llaman la atención, entre ellos destacan el santuario de la montaña de Nemrut Dagh, Las ruinas de la antigua capital armenia de Ani situada a los pies del monte Ararat, el castillo kurdo de Ishak Pasha, situado en la ciudad de Dougbeyazit, entre muchos otros.

Turquía es una mezcla de paisajes mediterráneos y de estepas orientales, se caracteriza por sus tierras montañosas, atravesadas por lagos y ríos, enmarcadas por costas adaptadas para bañistas, así como sus antiguas y pastorales costas que se erizan al este por el volcán Ararat y en el centro por la cordillera de Taurus. Los aficionados a los parajes insólitos se sentirán más atraídos por la costa del Mar Negro, que se extiende de Amasra a Trabzon.

Turquía posee más de 8 mil km de costas bañadas por el Mar Egeo, el Mediterráneo, el Mar Negro y el Mar de Mármara. Quien ame la playa sentirá una completa satisfacción.

No debes perderte las maravillosas costas, los lagos turquesa y las calas. La península de Amasra es ciertamente el lugar más paradisíaco que podrás disfrutar en tu vida.

Su relieve abrupto y sus influencias climáticas, unas veces mediterráneas y otras continentales, dieron como resultado una gran diversidad de ecosistemas, donde la flora y la fauna son realmente ricas. Para preservar esta riqueza y luchar contra la deforestación, el Estado creó numerosos parques nacionales, terrestres y marítimos, así como varias reservas biogenéticas. No olvides visitarlos en tu próximo viaje a este destino.

Pero si lo que tu quieres es apreciar su basta historia entonces disfrutarás de sus centros culturales. El museo arqueológico de Ankara y el de Estambul figuran entre los más famosos.

Podrás apreciar el rico artesanado local, difícil de resistir delante de la abundancia y la calidad de los objetos hechos a mano: agazapados, objetos en ónix, bronce, de plata, de cerámica, narguiles, bordados…

No olvides comprar la joyería turca, de la más elaborada y delicada pues se basa en piedras semi preciosas y que encontrarás más barata que en cualquier otro destino.

La artesanía turca reúne un gran número de objetos magníficos. De los famosos kilims a las piedras semi preciosas, pasando por los famosos lokums, ¡No es nada difícil comprar recuerdos en Turquía!

¡Lugares y actividades que no te puedes perder en tu viaje!

– Pasear a caballo entre Europa y Asia, la antigua Constantinopla sigue teniendo el aura de ciudad imperial y diferente. Es, para muchos, la ciudad más fascinante de Europa.

– Visitar la Mezquita Azul (Sultan Ahmed) y la de Santa Sofía (antigua basílica y posterior mezquita)

– Tomarte una foto panorámica en la emblemática Plaza Taksim y la Torre de Gálata.

– Sin duda no puedes dejar de ir de compras al Gran Bazar, una ciudad a parte hecha de tiendas de todo tipo.

– Navegar por el Bósforo al atardecer, mientras el Palacio de Topkapi se recorta en el horizonte, junto al perfil de las mezquitas y las pequeñas figuras de los pescadores turcos con el cielo incendiado en vibrante color naranja… te aseguro que es una de las mejores experiencias que vivirás en Turquía.

– Cruzar en el ferry al lado asiático, verás una Estambul totalmente diferente, tanto en arquitectura como en el estilo de vida. ¡Te parecerá que estás en otro país sin siquiera salir del país!

– Caminar sin rumbo por las calles de Estambul, una ciudad hipnotizante en cada rincón.

– Si te gusta el senderismo no puedes dejar de recorrer La Ruta Licia, un sendero de dificultad media que discurre entre las provincias de Mugla y Antalya. Montañas de casi 3.000 metros (entre ellas, el mítico Monte Olimpo), bosques, acantilados que mueren en un Mar Mediterráneo que, por su color, aquí casi se confunde con el Caribe. Enmarcados por ese paisaje, pueblos de pescadores y agricultores, villas abandonadas y ruinas de distintas civilizaciones (licios, romanos y griegos).

– Visitar la población Oludéniz. Si te gusta la fiesta, solo tienes que venir aquí en verano y disfrutar de los muchos pubs y restaurantes ingleses que tienen fiesta hasta la madrugada. O si vas en plan de tranquilidad, su entorno natural es para disfrutarse en barco, nadando o caminando. Calas preciosas, bosques mediterráneos, islas y la famosa Laguna Azul, una laguna natural con unos colores preciosos.

– Sobrevolar en globo aerostático por Göreme en Capadocia. Mientras contemplas las rocas se han transformado en iglesias. Göreme posee también un museo al aire libre. Se trata de un complejo de iglesias y monasterios que se admira en su máximo esplendor desde el aire. Es uno de los paisajes más espectaculares que ver en Turquía.

– Bañarte en Pamukkale, uno de los lugares más curiosos en Turquía: el famoso spa romano. Su significado literal es “castillo de algodón”, este lugar se formó como consecuencia de una serie de terremotos y el surgir de aguas subterráneas ricas en minerales que al hacer reacción química formaron Pamukkale, una zona completamente blanca con impresionantes estanques azules.

– Tomarte la mejor foto de tu vida junto a la réplica del épico caballo de Troya. La ciudad se encuentra en el noroeste de Turquía y alcanzó su fama gracias a su aparición en La Ilíada, de Homero. Hoy en día es un sitio arqueológico muy importante, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Al ser una ciudad que fue reconstruida ¡9 veces! podrás ver una muestra de cada una de sus nueve capas diferentes. Eso sí, es uno de esos lugares que por su gran riqueza histórica más vale que vayas con un guía para poder entenderlo mejor.

– Caminar por las calles de Amasya, porque no todo es playa… Una población donde apreciarás de docenas de edificaciones otomanas, algunas tumbas antiguas y ¡un castillo!

– Si no conoces Suiza, visita Uzungöl, un lugar que parece sacado de los alpes suizos. A tan solo una hora de Trabzon, es uno de los mejores lugares que visitar en Turquía para saber cómo es el paisaje campestre del interior. Entre las típicas casas turcas sobresalen los puntiagudos minaretes de una mezquita. El mejor momento para pasear a orillas del lago es a primera hora de la mañana, cuando una neblina baja lo cubre todo y parece un pueblo sacado de una historia mágica medieval.

– Recorrer la costa del Egeo visitando Esmirna en Izmir, ciudad se asienta en la costa, custodiada por una cadena de altas colinas verdes. Esmirna tiene una gran importancia histórica pues es donde se encuentran las ruinas de la antigua fortificación que protegía la ciudad. Las primeras murallas las construyó aquí un sucesor de Alejandro Magno, en torno al 300 a. de C.

– Antes de partir de Esmirna acércate a las ruinas de Éfesos. Un teatro griego, casas con frescos y una antigua biblioteca que contiene 12.000 papiros que te esperan allí.

– Recorrer la capital de Turquía, Ankara,  que acoge a más de 5 millones de almas que viven ya al intenso y frenético ritmo occidental. Sin embargo, aún encontrarás los vestigios de la antigua Ankara – una ciudad con más de 3.000 años de historia – en la Ciudadela.

– Caminar en la Ciudadela de Ankara, una obra realizada por gálatas, romanos, bizantinos y selyúcidas. Entre sus monumentos históricos puedes visiar las antiguas casas turcas tradicionales. El Teatro Romano de Ankara y el Templo de Augusto y Roma son dos de las huellas romanas que no te puedes perder.

– Presenciar el baile de los derviches, una de las cosas más curiosas que ver en Turquía.

…Entonces, ¿nos vamos a Turquía?

Datos de interés

– La ciudad de Estambul es la mayor metrópoli del mundo, por esto mucha gente cree que es la capital de Turquía, pero, en realidad, la capital del país es Ank ara.

– El país lleva el nombre de Turquía porque es el único lugar del mundo donde se encuentra la piedra turquesa.

– Estambul es la única ciudad del mundo con territorio en dos continentes, Asia y Europa.

– Aunque siempre se ha tenido la idea de ser parte de la Unión Europea la mayor parte de Turquía pertenece a Asia. En realidad, sólo el 3% pertenece a Europa.

– ¿Sabías que el deporte nacional es la lucha libre engrasada o mejor conocida como Yagli?

– El Gran Bazar de Estambul, o Kapalı Çarşı, data de 1455, fue establecido poco después de la conquista otomana de Constantinopla. A lo largo de los siglos se ha extendido a más de 3,000 tiendas a lo largo de 61 cuadras.

– Se cree que el Arca de Noé yace en Turquía, específicamente en el Monte Ararat y aunque no se han hecho excavaciones los turcos aseguran que después del diluvio allí fue a parar.

– Se cree que la primera iglesia cristiana es turca pues aquí encontramos una Iglesia-Cueva que se cree fue excavada por el propio apóstol Pedro para comunidad cristiana de Antioquía.

– San Nicolás, conocido hoy como Santa Claus, nació y vivió en Demre (Myra) en la costa mediterránea de Turquía. Su famosa iglesia de San Nicolás contiene un sarcófago que se cree es la tumba del mítico personaje.

¿Verdad que si es impresionante? ¿Qué esperas para tomar tus maletas y lanzarte a la aventura? Sabemos que no puedes esperar para hacer este emocionante viaje, así que acércate a nosotros y no pospongas la aventura de tu vida…

Llena todo nuestro formulario y en breve nos comunicaremos contigo







WhatsApp chat Estamos en Whatsapp