Paella mixta

Paella, un excelente platillo de la cultura española

Este platillo es sin duda uno de los más representativos de la gastronomía en España y así mismo también es conocido en todo el mundo.

La palabra paella en valenciano significa sartén. Su diseño plano, generalmente de hierro o acero y de poca profundidad favorece una evaporación rápida y uniforme del caldo, característica esencial para la preparación correcta de la paella.

Dicho platillo surgió porque la gente que vivía en las zonas rurales de Valencia (campesinos y pastores), se veían en la necesidad de llevar su comida de una forma fácil y práctica entre los siglos XV y XVI, preparada con los ingredientes que tuvieran a la mano.

Originalmente los ingredientes de este platillo eran las aves, el conejo de campo, verduras que estuvieran a su alcance, arroz, azafrán y aceite de oliva, que se cocinaban con agua y a fuego lento.

Cabe mencionar que el arroz es el ingrediente principal de la paella. A la hora de seleccionar el arroz para este platillo, son dos las características esenciales que se deben tener en cuenta: la primera es la capacidad de absorber agua y la segunda su resistencia a abrirse durante su cocción.

No hay una receta única ya que puede ser preparada en diferentes presentaciones y algunos ingredientes pueden variar, por ejemplo: puede ser paella de verduras, paella de mariscos o paella mixta.

Aquí te dejamos una forma de prepararla y disfrutarla en familia, las cantidades de los ingredientes están calculadas para 10 personas.

  • 1 kg de arroz
  • 2 kg de pollo
  • 1 kg de conejo
  • 2 tomates grandes maduros
  • 500 g de ejotes verdes
  • 250 g de garrofón (es una legumbre)
  • 3 dL de aceite de oliva
  • Hebras de azafrán o de colorante
  • 6 g de pimentón dulce
  • Sal
  • Agua.

Preparación

Se pone la paella al fuego con el aceite de oliva y la sal alrededor del aceite. Cuando el aceite este muy caliente se añade el pollo y el conejo. Se sofríe la carne a fuego lento. Cuando comience a dorarse se añade las judías verdes junto al garrofon y se cocinan hasta que comiencen a arrugarse. Una vez la carne y las verduras estén sofritas, se pone el tomate. Si quieres añadir los caracoles es el momento. Después de mezclar, se añade el pimentón. Sofreímos todo a fuego lento unos minutos sin que se queme.

Luego ponemos el agua. Lo dejamos hervir durante 20 minutos y se añade un par de hebras de azafrán o la cucharadita de colorante y se rectifica el punto de sal. Se deja hervir durante otros 10 minutos.

¿Estás listo para prepararla y deleitar a tu familia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat Estamos en Whatsapp